Échele Cabeza

COCAÍNA

abril 26, 2014

PERICO, PERICA, FUA

 

Descripción

Estimulante muy común del sistema nervioso central derivado de la planta Erythroxylum coca. Su nombre científico es Benzoylmethylecgonine.

Afecta principalmente al sistema dopaminérgico (ansiedad). Su fórmula química es C17H21NO4 y se extrae de la hoja de coca, planta originaria de Sudamérica que es usada por los indígenas para inhibir hambre, sed y cansancio. Combate también mal de altura, dolor de encías, molestia estomacal  y otras muchas afecciones.

La hoja de coca, producto utilizable para conseguir basado en su forma de uso tradicional (mascado junto con sal básica o restos de cenizas) un efecto estimulante, equiparable a intensidad y potencia de la cocaína refinada, porque la planta contiene entre sus alcaloides esta sustancia y otras de estructura química parecida.

Composición

Los adulterantes más frecuentemente utilizados en clorhidrato de cocaína son:

  • Estimulantes como cafeína, analgésicos, paracetamol y fenacetina.
  • Anestésicos locales como lidocaína, procaína y benzocaína.
  • Diluyentes como manitol, glucosa, celulosa, lactosa, carbonato cálcico y sulfato cálcico (yeso).
  • Se ha observado aparición de un antiparasitario veterinario, levamisol, cuyos efectos secundarios y a largo plazo están poco investigados en el ser humano.

Dato histórico

A mediados del siglo XIX, se extrajo por primera vez la coca pura de la hoja de la planta Erytroxilon, que crece principalmente en Perú y Bolivia. A principios del siglo XX, la cocaína se convirtió en el ingrediente principal en la mayoría de los tónicos y elíxires creados para tratar numerosas enfermedades. Actualmente la condición ilegal que se le impone impide el aprovechamiento de sus beneficios bajo cualquier circunstancia, aunque tenga usos médicos y en otros países como Reino Unido se contemple como anestésico local en ciertos tipos de cirugías de ojos, oídos y garganta.

Su efecto estimulante es muy inferior en potencia y duración al de la anfetamina, aunque ésta última goce de un estatus legal en Estados Unidos que le permite ser empleada en varias formas, que van desde tratar obesidad, depresión y narcolepsia hasta, unos años para acá, administrada incluso en niñas y niños diagnosticados con el denominado Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH), muy a pesar de los inminentes riesgos que implica el uso crónico de estas drogas en la infancia, muchos de ellos totalmente desconocidos.

Básicamente hay dos formas químicas de la cocaína: sales y cristales (como base libre). El clorhidrato es la forma más común del polvo de cocaína, disuelto en agua. Cuando se abusa, puede ser utilizado en forma intravenosa o intranasal. La base libre se refiere a un compuesto que no ha sido neutralizado por ácido para producir la sal correspondiente. Esta forma de la cocaína se puede fumar, ya que no se descompone como sí lo hace el clorhidrato.

Efectos principales

Estado de ánimo eufórico y exaltado, ausencia de fatiga, sueño y hambre. Aceleración del ritmo cardíaco y aumento de la presión arterial.

Efectos secundarios

El consumo de cocaína puede provocar fatiga, irritabilidad, pérdida del apetito, dolor abdominal y muscular, náuseas o vómitos, reducción de la libido e irregularidades en la menstruación. Además conviene tener en cuenta que el consumo repetido a largo plazo puede derivar en algunas de las siguientes consecuencias:

Complicaciones psiquiátricas: crisis de ansiedad, disminución de la memoria y de la capacidad de concentración.

Psicosis cocaínica: ideas paranoides que llevan a la persona a un estado de confusión, pudiendo producir verdaderas crisis de pánico, cuadros alucinatorios, entre otras reacciones.

Trastornos nutricionales: bulimia y anorexia nerviosa.

Alteraciones neurológicas: cefaleas o accidentes cerebro-vasculares como el infarto cerebral.

Cardiopatías (arritmias) y problemas respiratorios (disnea o dificultad para respirar).

Los datos respecto a dependencia física y tolerancia a la cocaína no son concluyentes. Sin embargo, sí se puede afirmar que el grado de dependencia psicológica es uno de los más elevados entre las diferentes sustancias psicoactivas.

El consumo repetido y prolongado de cocaína puede derivar en diversas complicaciones físicas (ej. cardiopatías, infarto cerebral) y psicológicas (ej. crisis de ansiedad, psicosis tóxica).

Riesgos asociados

Compartir pitillos o llaves para aspirarla puede provocar contagio de hepatitis C debido al intercambio de mucosidades o aparición de pequeñas heridas en las fosas nasales.

El uso excesivo de cocaína con alcohol produce deshidratación y aumento de la temperatura corporal  provocando infarto y muerte.

Intoxicación

Su gravedad depende de cantidad consumidacaracterísticas físicas y psicológicas de quien la consume. La dosis letal es, en general, de 1,4 gramos para una persona de 70kg, cuando se emplea de forma inhalada y 700mg de forma intravenosa, pero en personas con problemas de hígado, riñón o corazón se pueden producir reacciones con riesgo de muerte con dosis mucho menores.

Contrarrestar efectos y daños

No compartas pitillos ni llaves para aspirar la sustancia.

Pulverizar bien la cocaína reduce la aparición de hemorragias.

No consuma dosis elevadas o repetidas  para evitar paranoia.

No mezcle la sustancia con otros estimulantes como éxtasis o anfetaminas, provoca mayor ansiedad y aceleración del ritmo cardiaco.

Evita  llevar mucho dinero y/o tarjetas de crédito podrías  estar gastando  más del que puedes. 

Datos curiosos

¿Cómo afecta la cocaína el cerebro?

La cocaína es un estimulante poderoso del sistema nervioso central. Incrementa la concentración de la dopamina,  sustancia química del cerebro (o neurotransmisor) asociada con placer y movimiento, en el circuito de gratificación del cerebro. Ciertas células del cerebro o neuronas usan la dopamina para comunicarse. Normalmente, la dopamina es liberada por una neurona en respuesta a una señal placentera (por ejemplo, el olor agradable de una comida) y luego reciclada de nuevo a la célula que la liberó, apagando así las señales entre las neuronas. La cocaína actúa previniendo reciclaje de la dopamina, causando acumulación de una cantidad excesiva del neurotransmisor. Esto hace que se amplifique el mensaje y la respuesta de la neurona receptora, perturbando finalmente la comunicación normal. Cuando se usa de forma repetida, la cocaína puede inducir cambios a largo plazo en el sistema de gratificación del cerebro así como en otros de sus sistemas, lo que con el tiempo conlleva a la adicción. Muchas personas usuarias de cocaína informan que intentan conseguir que la droga les produzca el mismo placer que sintieron la primera vez que la usaron. Algunas aumentan su dosis para tratar de intensificar y prolongar los efectos eufóricos, pero esto también puede elevar el riesgo de efectos psicológicos o fisiológicos perjudiciales.

Nutrición

La población consumidora tiende a perder peso, deshidratarse y presentar sangrado nasal en caso de inhalación excesiva; un efecto crónico relacionado es la destrucción del tabique nasal debido a necrosis generada por los efectos vasoconstrictores (disminuyen el volumen de los vasos sanguíneos), así como insuficiencia renal aguda causada por deterioro del funcionamiento de los riñones. Con el fin de disminuir la temperatura corporal mantenga la hidratación con té, zumos y jugos de fruta natural; mientras que para reducir la probabilidad de sufrir hipertensión y/o arritmias debe aumentarse el consumo de cereales, verduras como lechuga, espinaca, pepino y zanahorias, frutas (naranja, limón y otros cítricos).

Para mayor información sobre cocaína inyectada, ingrese a proyectocambie

 


KETAMINA INHALANTES
KETAMINA
INHALANTES


responder

Todos los derechos reservados | Acción Técnica Social- ATS l Échele Cabeza©2014
info@echelecabeza.com
Tel. 0312694506
+ +