Échele Cabeza

output_wqjvbb



 


Para tener en cuenta

Dieta psicoactiva

dieta (1)

La nutrición es una parte fundamental para reducir los riesgos y mitigar los daños asociados al uso de Sustancias Psicoactivas (SPA), por esa razón queremos ofrecerles una corta orientación sobre la alimentación antes durante y después de su consumo. Siga las orientaciones, comente, háganos saber cuál es su dieta y compártala con sus amistades.

Comunicado para usuarios/as (S.A.S)

immaa1

En primer lugar, queremos agradecer a todas las personas que se han acercado durante los eventos que hemos intervenido, así como a aquellas que visitaron nuestra sede para dejarnos sus muestras en las dos jornadas de recolección distrital que hemos organizado.

Alertas informativas

LA METANFETAMINA LLEGÓ A COLOMBIA PARA QUEDARSE

Por: Vannesa Morris Coordinadora del proyecto Échele Cabeza Desde hace dos años, la presencia de metanfetamina en las muestras que hemos venido analizando en nuestro servicio de análisis de sustancias -SAS-, ha sido cada vez más recurrente. Durante este tiempo, esta sustancia se  ha identificado como adulterante del MDMA, y en los últimos meses como un como un fuerte suplantador del cristal de MDMA. Sin embargo tambien ha comenzado aparecer como metanfetamina pura para ser analizada por parte de nuestros usuarios.  La sustancia que hizo famosa a la serie de televisión “Breaking Bad”, llegó a Colombia y llegó para quedarse. Es el momento de prender nuestra #AlertaPsicoactiva. Esta sustancia ya está siendo vendida como tal y comienza a tener unos clientes particulares. Ya no solo estamos hablando de los clientes estafados a quienes les vendieron “meta” por “emdi” sino que al contrario, estamos encontrando un público que es consciente de lo que está comprando. En el último año  hemos visto esta situación con preocupación y hemos reforzado nuestras acciones. Por eso les brindamos esta información a los consumidores, dealers, fuerza pública, medios de comunicación y sobre todo al sistema de salud, para que estén alerta con esta sustancia que tiene entre otros efectos, prologandos periodos de insomnio que pueden gererar crisis de ansiedad y colapsos repentinos.   De acuerdo con los resultados obtenidos en la encuesta internacional  Global Drugs Survey del 2017, que contó con una muestra de 1.050 personas en Colombia; y de nuestra “Encuesta de Consumo y Cambio de Comportamiento” (Échele cabeza, 2016) realizada el año pasado, y que contó con una participación de 831 personas, encontramos una prevalencia que oscila entre el 3,4% y 8,8% de personas por cada mil habitantes que  afirman haber consumido metanfetamina a lo largo de su vida.   ¿Pero qué es la metanfetamina y porque hay tanta prevención con esta sustancia? La metanfetamina  es un potente estimulante del sistema nervioso central. Sus efectos son mucho más fuertes que la anfetamina porque su estructura química atraviesa muy fácilmente la barrera hematoencefálica en el cerebro haciendo que esta se absorba mas rápido. Al igual que la anfetamina, la metanfetamina aumenta la actividad física y el habla, disminuyendo el apetito y produciendo una sensación general de bienestar. Sin embargo, a diferencia de la anfetamina, con la metanfetamina  hay una mayor absorción de la sustancia en el cerebro lo que hace que sea sustancia estimulante  con efectos más duraderos y dañinos sobre el sistema nervioso central. Se trata de una sustancia de color blanco, cristalino, sin olor y de sabor muy amargo. Fue sintetizada en Japón, en 1919, tomando como modelo la molécula de anfetamina. Sin embargo, sólo comenzó a comercializarse en 1938 con el nombre de Methedrina. Originalmente se utilizaba en descongestivos nasales e inhaladores bronquiales. Durante la segunda guerra mundial, la metanfetamina se convirtió en la sustancia por excelencia de la guerra y de ejército Nazi. Los médicos alemanes les prescribían una sustancia llamada “Pervitin” cuyo componente activo era la  metanfetamina que se usaba cuando las tropas se sentían cansadas y deprimidas y buscaban potenciar su energía. Los oficiales nazis tomaban clorhidrato de metanfetamina conocida como metanfetamina de cristal para mejorar la eficiencia operativa. Claramente esta sustancia tan estimulante fue la que les permitió sobrevivir y resistir durante semanas enteras entre bombardeos y balaceras. En un principio esta ventaja farmacológica del ejercito alemán les permitió llevar su conquista hasta las estribaciones de Moscú , pero los excesos y el abuso con esta y otras sustancias cobraron un alto precio y fue el cansancio prologando una vez pasado su efecto, las crisis por depresión y la dependencia fisica y adicción. Al final, la sustancia que le permitió a los nazis llegar lejos y resistir durante semanas  solo les sirvió para manejar la depresion y poder huir del ejercito rojo de Rusia en la contraofensiva que marco el inicio del final del III Reich. (Olher, 2017). Por otro lado, en Oriente Medio según los investigadores del conflicto armado en esta región, también se evidenció el consumo de anfetaminas y metanfetamina durante la guerra en Siria, se le conoce con el nombre de “Captagon” y sus efectos están asociados a la estimulación, la euforia, perdida de apetito y vigilia prolongada. Su consumo abusivo generó dependencia y una alta tolerancia que demandó dosis amás altas cada vez más. Actualmente se habla que esta compuesta por anfetamina y cafeína, pero también puede contener metanfetamina. El Captagon (nombre de marca para el estimulante sintético fenitilina) fue sintetizado por primera vez en 1960 para tratar la hiperactividad, la narcolepsia y la depresión, pero fue prohibido en la mayoría de los países en 1980 por ser una sustancia demasiado adictiva. No es la primera vez que metanfetamina y sus derivados anfetaminicos son usados dentro de un contexto y como excusa para sobrevivir en la guerra y justificar las acciones bélicas. Su uso claramente  ha sido netamente instrumental en el conflicto armado y se ha justificado en estos casos para generar mayor actividad y energía  y aminorar el cansancio y la depresión de las tropas armadas. En Colombia Actualmente en Colombia su uso no ha estado asociado a acciones terroristas o como un objeto estimulante de la guerra -o por lo menos no lo sabemos-. Su uso ha venido apareciendo en escenarios totalmente opuestos como la fiesta y el uso recreativo para ciertos estratos socioeconómicos y esto se puede deber principalmente a la influencia mediática y el auge de series y enlatados extranjeros como “Braking Bad” que tuvo su versión a la colombiana “Metastasis” en el año 2014  cuando esta sustancia era totalmente desconocida en el país. Es problable que como courrió con el 2CB (mal llamado cocaína rosada) en cualquier momento tenga una explisión mediática que impulse la curiosidad y el consumo como ya ha pasado en ocasiones anteriores con las nuevas sustancias que llegan al mercado colombiano. Actualmente no sabemos con seguridad de dónde proviene la metanfetamina que se consume en Colombia, pero si sabemos que a nivel mundial se produce fácilmente en laboratorios clandestinos “de garaje” o medio “echisos” en donde se mezclan diferentes tipos de anfetaminas, con sustancias más potentes como percusores químicos,  ácido para baterías y   medicamentos para resfriado que pueden conseguirse sin ninguna restricción. La preparación de esta sustancia al darse en forma clandestina genera mayores riesgos y daños para la salud. Usualmente la metanfetamina puede consumirse por la vía esnifada, oral y fumada,  sin embargo esta última suele ser la más riesgosa  pues genera mayor daño, tolerancia y dependencia. “En las últimas fiestas en las que hemos analizado sustancias con Échele Cabeza nos hemos encontrado con muchos casos de usuarios que consumieron metanfetamina sin saberlo confiados en que su “dealer de confianza” les vendió MDMA. Muchas de estas personas nos han reportado situaciones de crisis y pánico bajo el efecto de esta sustancia al no poder dormir durante más de 24 o 30 horas”. Lamentablemente hoy en día la metanfetamina se ha convertido en el mayor suplantador de éxtasis en Colombia, por lo que muchos dealers engañan a sus clientes con metanfetamina en vez de MDMA, ya que su presentación tipo cristal es similar, pero sus efectos varían significadamente entre una sustancia y otra. ¿Pero qué recomendaciones deben seguir las personas que no las engaño el dealer, sino que simplemente probaron y comenzaron a consumir esta sustancia? La primera recomendación es estar seguros de lo que se consume, analizar la sustancia y en caso de no poder hacerlo, iniciar con dosis muy bajas si se tiene sospecha de que puda ser metanfetamina, hay que tener en cuenta que es una sustancia altamente potente y estimulante que genera dependencia y en exceso puede ser tóxica, también que conozcan y se informen sobre los efectos no deseados tales como: taquicardia, incremento del ritmo respiratorio y de la presión arterial, hipertermia e insomnio. Por otra parte, podrían experimentar episodios convulsivos si se hace en exceso, por ejemplo una intoxicación por metanfetamina puede producirse a partir de los 10mg. El consumo de metanfetamina en pequeñas cantidades puede resultar similar al de la cocaína u otros estimulantes, efectos físicos como mayor actividad física, vigilia, disminución del apetito y aumento en la frecuencia cardiaca. Pero el abuso de esta sustancia presenta consecuencias negativas como la pérdida de peso, problemas dentales, ansiedad, insomnio y perturbaciones en el estado de ánimo, así como alusiones visuales y auditivas. La recomendación que hacemos para estos nuevos usuarios emergentes es que se informen muy bien sobre los riesgos y los daños en la salud física y psicológica que genera esta sustancia. La responsabilidad y el cuidado de la salud es responsabilidad de medios e instituciones Hacemos un llamado al Ministerio de Salud, los hospitales y los servicios de salud de urgencias para que se informen de los sintomas de esta sustancia para que hagan un tratamiento adecuado y no empeoren la situación. Existen diversos y especializados protocolos de atención. Tengan en cuenta que en la mayoria de las ocasiones hay policonsumo y es más difícil de abordar. También hacemos un llamado a los medios de comunicación y la manera en cómo estos son responsables de la promoción y la incitación a la curiosidad de nuevas sustancias a partir del trato que le dan a las series de moda en este país. Ustedes han sido en muchas ocasiones los mayores promotores de las nuevas sustancias psicoactivas desde el abordaje desinformativo y sensacionalista.   Referencias: Ohler, N. (2017). High Hitler: Las drogas en el III Reich. , México: Grupo planeta Global Drug Survey  (2017).  Global Drug Survey (GDS) runs the world´s biggest annual drug survey. Comtry report from Colombia. Échele Cabeza (2016) Encuesta de satisfacccion y cambio de comportamiento. Recuperado de http://www.echelecabeza.com/informe-de-resultados-encuesta-de-satisfaccion-y-cambio-de-comportamiento-echele-cabeza-2016/ Global Drug Survey (2017).  Global Drug Survey (GDS) runs the world´s biggest annual drug survey. Recuperado de http://www.echelecabeza.com/informe-de-resultados-encuesta-de-satisfaccion-y-cambio-de-comportamiento-echele-cabeza-2016/


#AlertaPsicoactiva Marzo 2017

El pasado 18 de marzo Échele Cabeza estuvo en Medellín en uno de los festivales más importantes de la escena electrónica paisa, el Freedom Festival. A pesar de ser la primera vez que el Servicio de Análisis de Sustancias -SAS- llegaba a esta ciudad, el proyecto tuvo bastante acogida y gran recepción por parte del público. Sin embargo, lo que más llamo la atención de nuestro equipo fue el alto consumo de sustancias sintéticas como: éxtasis, MDMA y 2CB. Estas fueron algunas de las sustancias que se encontraron:   En especial encontramos que algunas de estas no eran éxtasis ni 2cb como los usuarios suponían, si no que contenían otro tipo de sustancias y adulterantes como: A nuestros laboratorios en Bogotá llego esta sustancia y al analizarla encontramos:


Alerta “Gomitas- osito” con presunto contenido de LSD o MDMA


ALERTA POR UNA MUERTE Y SIETE CASOS DE SOBREDOSIS EN BOGOTÁ POR USO DE HEROÍNA “AFGANA”

ALERTA HEROÍNA “AFGANA”

Por: Julián Molina Servicio de Análisis de Sustancias Échele Cabeza cuando se dé en la cabeza 13 muestras de heroína fueron traídas al Servicio de Análisis de Sustancias de Échele Cabeza cuando se dé en la cabeza, entre noviembre y diciembre. Este grupo de personas (las mismas que la cantidad de las muestras), hace parte del Proyecto “Cambie” de Acción Técnica Social y acceden a material higiénico de inyección. Información sobre las muestras Una cantidad de entre 0.3g y 1.0g., cuesta entre $10.000 y $40.000 pesos. Dentro las muestras mencionadas se recolectó una denominada “Afgana”, referencia bajo la cual se consigue en calle. Dicha muestra estuvo relacionada con siete casos de sobredosis y un caso de muerte entre el 1 de noviembre y el 6 de diciembre, de acuerdo con información suministrada por los usuarios asistentes al proyecto “CAMBIE” Bogotá. Fueron analizadas por el laboratorio de análisis de la Facultad de Farmacia de la Universidad Nacional de Colombia, en el marco del Convenio que tiene el proyecto “Échele Cabeza Cuando se De en la Cabeza” con la Secretaría Distrital de Salud. Todas las muestras fueron analizadas empleando la técnica de “Cromatografía de Gases acoplada a espectrometría de masas con impacto electrónico” (GC-MS-EI). La librería de referencia utilizada para la identificación fue “MS Library Screening Chromeleon 7®”. Resultados sobre el análisis Las muestras reportaron un rango de contenido de heroína entre 32.5% y 93.6%, con un promedio del 70.0%. 12 de las 13 muestras contenían codeína en un rango entre 4.2% y 13.6%, con un promedio de 8,1%. Así mismo se encontró papaverina en una de las muestras (16.7%). La cafeína como adulterante se encontró en 8 de las 13 muestras, en un rango entre 4.0% y 67.5%, con un promedio de 29.5%. Otro adulterante presente fue la Aminopirina, en 2 de las 13 muestras (1.2% y 3.3%). Es importante indicar que en estas muestras en donde se encontró Aminopirina, no se encontró concomitantemente cafeína. La muestra con mayor contenido de heroína (93.6%) no contenía ningún adulterante y un porcentaje bajo de codeína (6.4%). La muestra referenciada como “Afgana” no resultó ser la muestra con mayor contenido de heroína, siendo, sin embargo, la segunda muestra con mayor contenido (86.5%). La composición de dicha muestra no mostraba un contenido de codeína particularmente alto (6.8%) y se diferenciaba de las demás muestras por ser una de las muestras que contenían Aminopirina en vez de Cafeína (3.3%). Análisis Las muestras analizadas son relativamente potentes, con concentraciones relativamente altas de heroína y sólo están adulteradas con Cafeína (mayoritariamente) o Aminopirina. Esta información es importante si tenemos en cuenta que tanto la codeína como la papaverina son sustancias (alcaloides) que se pueden encontrar de manera natural en el extracto del opio a través de cual se obtiene la morfina que se acetila para la obtención de la diacetilmorfina o heroína en sí. Es así como por ejemplo la muestra con mayor contenido de heroína (93.6%) no se encontraba adulterada mientras que la muestra con menor contenido de heroína (32.5%) contenía la mayor cantidad de cafeína como adulterante (67.5%). Lo anterior podemos contrastarlo con el hecho de que en otros servicios de análisis como por ejemplo el del proyecto Ai Laket, en muestras de heroína analizadas se encontraron contenidos del 1.28%, 2.21%, 2.86%, 3.22%, 5.15%, 5.2%, 5.98%, 6.03%, 6.08%, 6.76%, 9.11%, 9.13%, 10.50%, 24.9% y 35,25%, cantidades muy por debajo del promedio encontrado para estas 13 muestras en Bogotá (70.0%). Así mismo es frecuente hallar, a parte de la cafeína, otros adulterantes como el paracetamol (acetaminofén) y el sulfato cálcico. Otros estudios a nivel internacional,,,,,, han reportado adulterantes tales como fentanilo, estricnina, fenobarbital, noscapina, piracetam, cocaína, diltiaezem, fenacetina, metacualona, dextrometorfano, cloroquina, griseofulvina, levamisol, lidocaína, Xilacina, quinina, efedrina, pseudoefedrina, aspirina, clenbuterol, teofilina, escopolamina y diazepam, dentro de los que tienen una actividad farmacológica específica. Al parecer todos estos adulterantes son atípicos y no han sido utilizados periódicamente. Específicamente, uno de estos estudios revela que la verificación de “los cambios en el contenido de impurezas, adulterantes y diluyentes para 383 muestras de heroína ilícita incautada en la parte occidental de Dinamarca durante el periodo de 12 años (1981 hasta 1992)” reporta que “la pureza media no varió mucho de un año a otro” y que para las muestras incautadas “al por mayor fue ligeramente superior (45%) a la pureza de las muestras vendidas al por menor (36%)”, siendo en los inicios de los 80´s la “cafeína y la procaína los adulterantes (con actividad farmacológica propia) predominantes”; durante los mediados de los 80´s e inicios de los 90´s “un número creciente de muestras de heroína fueron cortadas con fenobarbital y metacualona”. Y finalmente, durante los años noventa, “la presencia de fenobarbital y metacualona disminuyó, mientras que el paracetamol en combinación con la cafeína se ha convertido en la adulteración predominante”. En este sentido, podemos indicar claramente que estas 13 muestras no sólo revelan una concentración de heroína mucho mayor que la históricamente reportada en diferentes partes del mundo, sino que su composición es atípica en el sentido que carece de uno de los adulterantes más comunes, como lo es el paracetamol (acetaminofén). Riesgos asociados Si bien la muestra referenciada como “Afgana” no contiene la mayor cantidad de heroína, en general es una muestra con alto contenido de la misma, lo que puede incrementar tanto la velocidad con que se genere una dependencia física real así como la tolerancia y los riesgos de sobredosificación. En este sentido, lo anterior resulta extrapolable a las demás muestras analizadas dado su contenido relativamente alto de heroína. En cuanto a la cafeína, si bien se conoce su participación en el incremento de la biodisponibilidad (absorción) de heroína cuando es fumada, de forma inyectable es muy probable que contrarreste de manera moderada los efectos depresores de la heroína dada su capacidad estimulante igualmente moderada. En cuanto a la Aminopirina (o aminofenazona) es claro que no es un adulterante común para la heroína en otras partes del mundo. Sin embargo, estudios recientes en Brasil reportan su utilización como adulterante en muestras de cocaína,. Se conoce que el uso repetido de aminopirina puede convertir a un individuo en hipersensible (predispuesto a las reacciones alérgicas) y que si se incuba aminopiridina con suero sanguíneo hipersensible y se inyecta intradérmicamente, no sólo se obtiene reacción dérmica positiva (indicios de alergia) sino también granulocitopenia (baja las defensas), lo que hace pensar que esta sustancia puede actuar como un hapteno (sustancia química de pequeño peso molecular que no induce por sí misma reacciones inmunoalérgicas pero que al unirse a una proteína transportadora como la albúmina si puede estimular una dicha respuesta inmunoalérgica). Esto podría ser una consideración importante para individuos susceptibles a desarrollar cuadros alérgicos, así como si se tiene en cuenta que existen estudios que revelan la presencia de contaminación bacteriana en muestras de heroína, específicamente de las familias Bacillus y Clostridium. Así mismo el metabolismo de la aminopirina puede coincidir en algún punto con el metabolismo hepático de la heroína, sin embargo no encontramos evidencia que permita concluir que la interacción entre estas dos sustancias derive en un incremento del efecto y/o de la potencia de la heroína en el organismo humano. ¡Insistimos! El mayor riesgo identificado tras los análisis realizados a estas 13 muestras, es el alto contenido de heroína. Así mismo, es importante indicar que, como con cualquier otra sustancia que se venda en un mercado ilegal, la composición de las mismas, independientemente de la referencia, el precio o el distribuidor, no es constante y suele cambiar de forma impredecible en el tiempo, por lo que resulta indispensable, dados los riegos adicionales y asociados a la vía inyectada de administración, que se realicen periódicamente este tipo de análisis a las muestras de heroína que consume esta población. A continuación relacionados un cuadro descriptivo con las sustancias encontradas en las muestras analizadas:   Bechtel, A. “Gas chromatographic identification and quantitative determination of morphine, codeine, Thebaine, papaverine, and narcotine in opium extract.” Chromatographia. Volume 5, Issue 7, July 1972, Pages 404-407. http://www.ailaket.com/ Chiarotti M., Fucci N., & Furnari C. (1991). Comparative analysis of illicit heroin samples. Forensic Science International, 50(1), 47-56. doi:10.1016/0379-0738(91)90132-3. Drozdov M.A., Kamaev A.V., & Kimstach T.B. (2001). Complex heroin comparison investigation. Z Zagadnien Nauk Sadowych, 46, 147-151. Maher L., Swift W., & Dawson M. (2001). Heroin purity and composition in sydney, australia. Drug and Alcohol Review, 20(4), 439-448. doi:10.1080/09595230120092698. Kaa E. (1994). Impurities, adulterants and diluents of illicit heroin. changes during a 12-year period. Forensic Science International, 64(2-3), 171-179. doi:10.1016/0379-0738(94)90228-3. Perrone J., Shaw L., & De Roos F. (1999). Laboratory confirmation of scopolamine co-intoxication in patients using tainted heroin. Journal of Toxicology - Clinical Toxicology, 37(4), 491-496. doi:10.1081/CLT-100102441. Akhgari M., Jokar F., Bahmanabadi L., & Aleagha A.E. (2012). Street-level heroin seizures in iran: A survey of components. Journal of Substance use, 17(4), 348-355. doi:10.3109/14659891.2011.592898. Furst R.T. (2000). The re-engineering of heroin: An emerging heroin "cutting" trend in new york city. Addiction Research and Theory, 8(4), 357-379. de Araujo, W. et al. Development of an electroanalytical method for the quantification of aminopyrine in seized cocaine samples. Microchemical Journal. Volume 121, July 01, 2015, Pages 213-218. Maldaner, A.O. et al., Brazilian federal district cocaine chemical profiling - Mass balance approach and new adulterant routinely quantified (Aminopyrine). Journal of the Brazilian Chemical Society. Volume 26, Issue 6, 1 June 2015, Pages 1227-1231. Cole C., Jones L., McVeigh J., Kicman A., Syed Q., & Bellis M. (2011). Adulterants in illicit drugs: A review of empirical evidence. Drug Testing and Analysis, 3(2), 89-96. doi:10.1002/dta.220.


Infografia éxtasis


Infografia levamisol


¡ALERTA! DOC

Análisis especializados realizados a pastilla Heinserbeg de color azul, vendida a algunos usuarios como MDMA (extasis) y a otros como pastillas de LSA (Amida del ácido lisérgico), han podido determinar que: La sustancia real presente en estas pastillas corresponde a una fenetilamina psicodélica de larga duración denominada DOC (1-(4-chloro-2,5-dimethoxy-phenylpropan-2-amine).


¡ALERTA! UPS

Comprimido con alto contenido de MDMA llamado UPS se encuentra en circulación.

La organización “The Loop” (http://theloopuk.tumblr.com/) detectó en Reino Unido comprimidos de MDMA (Éxtasis) con el logo de UPS CONTENIENDO APROXIMADAMENTE 275 mg de MDMA. ¡CUIDADO! La dosis segura aproximada para conseguir los efectos deseados de esta sustancia ronda entre los 75 y los 150 mg, hasta los 250 mg si se repite la dosis. Aunque la organización no reporta la presencia de otras sustancias adulterantes, recuerde que la composición de cualquier sustancia en un mercado ilegal y no controlado, puede variar de lote a lote de producción. ¡RECOMENDACIONES! Si usted accede a este tipo de comprimido, tenga en cuenta las siguientes recomendaciones: Consuma primero ¼ o ½ comprimido. Recuerde que no se puede asegurar la homogeneidad de contenido de MDMA en la tableta. Evalúe la intensidad de los primeros efectos conseguidos. Sea paciente. Recuerde que el efecto puede tardar en aparecer entre 20 y 30 minutos (a veces más). Evalúe la posibilidad de consumir el comprimido restante. No olvide que la experiencia puede durar de 4 - 6 horas siempre dependiendo de la dosis y de la persona, y que dosis posteriores al “subidón” no afectan la intensidad de la experiencia, pero sí la alargan a la vez que incrementan los riesgos de intoxicación. Evalúe el incremento de su temperatura. Si siente un “golpe de calor” y no hay sudoración, algo puede estar sucediendo. No busque compensarlo bebiendo altas cantidades de líquido en un corto tiempo, esto puede empeorar la situación. Hidrátese moderadamente durante toda la experiencia. No combine con alcohol ni con otros estimulantes. No consuma si está medicado con fármacos tipo IMAO o Retrovirales.   SAS SERVICIO DE ANÁLISIS DE SUSTANCIAS   Evite episodios fatales y no gratos por consumo, ayúdese y ayude a los demás. Si usted accede a uno de estos comprimidos, le recomendamos   acercarse al Servicio de Análisis de Sustancias del Programa “Échele Cabeza cuando se dé en la cabeza para realizar un testeo de esta pastilla. Horarios provisionales actuales: Lunes y miércoles de 4 a 8:00 p.m. Escriba a servicioanalisisspa@gmail.com  


¡ALERTA! Superman

Un comprimido de MDMA (Éxtasis) falso altamente tóxico que puede ocasionar la muerte.

La organización “Energy Control”  detecto e España comprimidos con el logotipo de “Superman” de color rosa (logo en ambas caras) o naranja (logo por una sola cara). ¡CUIDADO! Estos comprimidos contenían entre 140 miligramos de PMMA (parametoximetanfetamina) y 6 miligramos de anfetamina. No contenían MDMA. ¡Se han dado casos de intoxicación por debajo de los 50 miligramos y la dosis de PMMA que presentan estas pastillas es de 140 mg! La PMMA es una sustancia tóxica. Su consumo se ha relacionado directamente con casos de intoxicaciones mortales en varios países europeos en el último mes, por ejemplo en Reino Unido y en Suecia. ¡NO LO CONSUMA! Si usted accede a este tipo de comprimidos NO LO COSNSUMA. No se deben de consumir estas pastillas ya que pueden ser muy tóxicas e incluso provocar la metro SAS SERVICIO DE ANÁLISIS DE SUSTANCIAS  Evite episodios fatales y no gratos por consumo, ayúdese y ayude a los demás. Si usted accede a uno de estos comprimidos, le recomendamos   acercarse al Servicio de Análisis de Sustancias del Programa “Échele Cabeza cuando se dé en la cabeza   para realizar un testeo de esta pastilla. Horarios provisionales actuales: Lunes y miércoles de 4 a 8:00 p.m. Escriba a servicioanalisisspa@gmail.com


RESULTADOS COCAÍNA “Una raya más… asegúrate a dónde vas”

GENERALIDADES DE LOS RESULTADOS OBTENIDOS POR EL SAS

Hemos realizado 20 eventos (desde el año 2013) con intervención del SAS. Así mismo se han realizado 4 jornadas de análisis (10 días en total, repartidos entre los meses de diciembre de 2013, febrero y julio de 2014). Se han recolectado  214 muestras (entre eventos y jornadas de análisis) que se pueden discriminar en 87 de cocaína (clorhidrato para inhalar), 48 de MDMA en tableta, 18 de MDMA en Cristal, 45 de LSD (cartón secante), 13 de marihuana, 1 de 2-CB, 1 de Heroína y 1 de Speed (clorhidrato de anfetamina). *Información usuarios: 73% hombres – Edades entre 18 y 40 años. 27% mujeres - Edades entre los 18 y 39 años. Datos  específicos para Cocaína: A las 87 muestras que aquí reportamos, se les han aplicado ensayos preliminares semicuantitativos en campo (Scott modificado Semicuantitativo). Para la detección de los adulterantes se usó cromatografía de capa fina (TLC) y se utilizaron 25 muestras de cocaína correspondientes a la 3° y 4° jornada de análisis.  A continuación  exponemos el código de las muestras de cocaína entregadas por los usuarios durante dichas jornadas así como la información relacionada a los resultados encontrados: La casilla de “número de sustancias detectadas” corresponde a la cantidad de sustancias totales cuya presencia se hizo evidente tras la aplicación del ensayo. La casilla correspondiente a “sustancias identificadas” corresponde a las sustancias, dentro de las detectadas, que pudimos establecer su identidad, es decir, de qué sustancia se trataba. De las 25 muestras 24 contenían Levamisol.  7 contenían anestésicos locales (procaína o benzocaína). 4 contenían fenacetina. 16 muestras revelaron otros adulterantes que a la fecha no hemos podido identificar: Grado de adulteración: (8 muestras) contenían 1 sólo adulterante. (6 muestras) contenían 2 adulterantes. (6 muestras) contenían 3 adulterantes. (5 muestras) contenían 4 adulterantes: Discusión de los Resultados Como hemos podido evidenciar a través de nuestro trabajo con el SAS, la cocaína es una de las sustancias más altamente adulteradas. Si se tiene en cuenta además que los rangos de presencia de cocaína en dichas muestras se encuentra mayoritariamente entre el 0% y el 50%, es evidente que el impacto en la salud en los usuarios de este tipo de muestras no solamente está influido por la cocaína en sí, sino que los adulterantes presentes tienen también una considerable influencia. Por ejemplo, consideremos la muestra CO45: En esta muestra encontramos a través del ensayo de Scott semicuantitativo que se tiene un contenido entre 0 y 25% de cocaína. Posteriormente, tras la aplicación de TLC se detectó la presencia de 4 sustancias dentro de las cuales se identificaron dos anestésicos locales (procaína y benzocaína), fenacetina y Levamisol. Si nos colocamos en el peor de los escenarios, se trataría de una muestra que tiene un contenido casi nulo o nulo de cocaína (pudiéndose tratar de un falso positivo en la prueba de Scott ya que no se identifica con TLC) en donde todo el impacto en la salud del usuario está relacionado a los adulterantes identificados y no a la cocaína.  Uno de los adulterantes más comunes es el Levamisol. Es un antiparasitario de uso veterinario. Se usa principalmente por su semejanza en la forma cristalina con la cocaína y porque en el organismo incrementa el metabolismo, simulando los efectos estimulantes. Cuando se administra durante periodos prolongados, puede dar lugar a la aparición de efectos adversos de tipo hematológico (principalmente agranulocitosis, trombocitopenia y neutropenia). Estos efectos se traducen a una “baja en defensas” en el usuario crónico que lo puede hacer más susceptible a diversos tipos de infecciones. Los consumidores habituales, los de fin de semana de cantidades elevadas, los usuarios por vía fumada (base, crack) de cocaína, podrían ser los grupos más expuestos al riesgo de desarrollar los efectos adversos descritos. La Fenacetina se suele añadir como adulterante para potenciar el sabor amargo de la cocaína y mejorar el aspecto, pues le da brillo que podría confundirse con la “escama de pescado”. La fenacetina es un analgésico y antipirético que fue reemplazado por el acetaminofén por su alta toxicidad en riñones e hígado. También se le ha atribuido propiedades cancerígenas. Si tenemos en cuenta que es habitual consumir cocaína para balancear los efectos del alcohol, dicha práctica, en muestras altamente adulteradas con fenacetina, podría potenciar los riesgos de un daño hepático. Los anestésicos locales identificados (procaína y benzocaína) están asociados a mayores riesgos cardiovasculares a dosis altas, e irritación de las mucosas. A continuación relacionamos una tabla en donde se describen los riesgos en salud que se ven potenciados en muestras de cocaína con los adulterantes identificados a la fecha: SPA Adulterante Identificado Observación Cocaína Levamisol Causa Neutropenia o agranulocitosis: baja las defensas del usuario exponiéndolo a infecciones. Trombocitopenia: aumenta el riesgo de sufrir hemorragias. Vasculitis: aumenta el riesgo de necrosis del tejido epitelial. Incrementa los riesgos cardiacos asociados a cocaína. Procaína Incrementa los riesgos cardiacos asociados a cocaína. Benzocaína Incrementa los riesgos cardiacos asociados a cocaína. Fenacetina Aumenta riesgos de toxicidad hepática especialmente combinado con alcohol. Conclusiones Es importante que los usuarios tengan en cuenta que el impacto en su salud no solamente se asocia al consumo de la SPA con la que buscan alterarse, sino que además deben tenerse en cuenta los efectos en el organismo de los adulterantes presentes. Así mismo, en una muestra en donde se encuentran varios adulterantes, el impacto y la toxicidad de la combinación de dichas sustancias en el organismo no pueden calcularse de forma independiente, sino que en la mayoría de las ocasiones la combinación de efectos se potencian o incrementan los riesgos asociados a unas y otras. A largo plazo resulta complejo tener claridad o prever el impacto en salud respecto a los efectos nocivos en el organismo de un usuario que consume dichas muestras adulteradas a este nivel. Para poder reconocer con claridad la composición de las diversas SPA que se mueven en la ciudad, necesitamos afinar las pruebas aplicadas a la fecha, así como aplicar análisis en equipos que nos permitan una mayor resolución (identificación) de sustancias, actividades que ya se están poniendo en marcha. Pero principalmente, necesitamos que los usurarios sigan apoyando el proyecto, entregándonos sus muestras. Finalmente, buscamos poder detectar a tiempo los cambios en la composición y la presencia de adulterantes que puedan tener un riesgo especial para la salud. En otras palabras, poder informarles a ustedes en tiempo real acerca de la realidad de la composición de la SPA que se consumen en Bogotá. Vilamala M.V, Caudevilla F, Vidal Giné C. Cocaína adulterada con levamisol: posibles implicaciones clínicas. Medicina clínica. Vol 136. Num 08. Marzo 2011. El presente articulo así como sus versiones impresas se realizaron con la participación de: Vannesa Morris Coordinadora Echele Cabeza, Alejandra Martinez Comunicadora ATS, Julián Molina Quimico Farmacéutico Coordinador del Servicio de Análisis de Sustancias de Échele Cabeza, Cristian Gordillo Sistematización de datos de ATS, Simón Gutierrez diseñador web ATS, Sebastian Rubiano diseñador gráfico, ilustrador y fotógrafo Échele Cabeza. Todos los derechos reservados.


Todos los derechos reservados | Acción Técnica Social- ATS l Échele Cabeza©2014
info@echelecabeza.com
Tel. 0312694506